Mi baja en UPyD


Acabo de solicitar mi baja como afiliado de UPyD.

Después de ocho años de participación activa en este proyecto creo que ha llegado el momento de cerrar esta página de mi vida.

Quiero dejar claro que esta decisión no tiene nada que ver con los principios que he defendido desde mi actividad política en UPyD ni creo que haya perdido el partido sus elementos fundamentales.

UPyD surgió como una necesidad de cambiar la forma de hacer política en este país en lucha contra un bipartidismo decadente maniatado por unos nacionalismos más preocupados por sus propias miserias que por los intereses generales de los españoles. UPyD era un instrumento que desde el primer momento se definió como limitado en el tiempo y que existiría mientras cumpliera el papel para el que estaba definido: mejorar la vida política en España para mejorar la vida de los ciudadanos de este país en defensa de la igualdad de derechos de las personas por encima de los derechos de los territorios. A día de hoy creo que ese papel ya no lo puede cumplir y por eso creo que es el momento de “echar el cierre” una vez comprobado que a los españoles esa propuesta de regeneración no les interesa.

Quiero dejar muy claro que no abandono la lucha por las ideas que me llevaron a afiliarme a UPyD e incluso considero que hoy es mucho más importante, si cabe, que entonces. Me parece un fracaso el sistema de recambio que se ha establecido con los “nuevos partidos” porque suponen no un cambio sino un recambio para mantener un sistema que permite la corrupción y la ineficacia de la administración de forma generalizada y que siguen dependiendo del chantaje de los nacionalistas.

Rechazo la política de los de siempre porque creo que es la causante de la situación de desigualdad en todos los aspectos que vivimos en este país pero me parece aún mucho más peligrosa la ascensión de esos “nuevos modos” que pretenden destruir valores y principios sólo para cambiar sillones y ganar cotas de poder que les permitan llegar al mismo sitio. Estoy convencido que hemos cambiado un bipartidismo a dos por un bipartidismo a cuatro: cambiar todo para que nada cambie.

De estos años recuerdo lo mejor y lo peor que me ha pasado: conocer a muchas personas.

Lo mejor es que mi paso por UPyD me ha permitido conocer y apreciar a gente que de otro modo no hubiera conocido nunca. Me llevo experiencias personales y en mi mochila llevo a muchos a los que hoy considero amigos (no os voy a nombrar pero sois un buen puñado de personas estupendas). En UPyD he conocido gente honesta, trabajadora desprendida, íntegra y consecuente. Hombres y mujeres que son para mí un modelo de comportamiento.

Lo peor, sin duda, han sido algunas de las personas que he conocido. Gente capaz de traicionar la amistad, que se venden por un sillón a precio de saldo. Desprecio a aquellos que han traicionado ideas nobles sólo por figurar. Desprecio a los que han luchado por destruir este proyecto para colarse en otros sólo para “pillar” un minuto de gloria. Desprecio la traición de la “gente pequeña”.

Pero no me voy triste ni mucho menos. Estoy convencido de que aquellos que no han sido honestos acabarán recibiendo la misma medicina que administraron (entonces me reiré a carcajadas). Yo me quedo con lo bueno, con los amigos y con una experiencia de vida que me ha marcado como persona.

Me voy como vine porque no he ganado nada, si acaso he perdido algo de dinero que considero muy bien administrado porque con eso he podido comprar ilusiones y ganar amistades para siempre.

No me despido de nada porque voy a seguir activo viendo cómo se desarrollan los acontecimientos en mi ciudad, en mi país, en mi mundo. Cuando crea que debo tomar partido lo haré porque siempre he sido libre para hacer lo que mi conciencia me decía. No debo nada a nadie y no me llevo alforjas cargadas de lastre. Soy un ciudadano que pretende seguir al tanto de lo que pasa y que quiere seguir expresando sus opiniones por si le interesa a alguien.

¡Nos vemos en las bibliotecas! (que los bares ya están llenos).

Publicado en Diario, General, Ideario político, Política general, upyd | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Cambiar todo para que nada cambie


Un análisis de la situación generada tras las elecciones municipales y autonómicas del pasado mayo. La decepción de las marcas blancas que venían a “regenerar la democracia”. Nada de lucha contra la corrupción, nada de denunciar en juzgados. La realidad es que lo que han hecho es apoltronar a los de siempre y colocar a los suyos.

Publicado en Elecciones municipales, General, Ideario político, Política general, upyd | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Reflexiones después del 11 de julio


Han pasado ya algunos días desde que UPyD celebró su consejo extraordinario y creo que es el momento de exponer mi reflexión sobre todo lo ocurrido en este convulso tiempo. Yo no pude votar porque me encontraba fuera aunque he manifestado mi claro apoyo a la candidatura de Herzog frente a la encabezada con Irene Lozano, sobre todo frente a esa.

Ya expliqué en su momento los motivos que me impedían apoyar una propuesta de renovación en la que había gente que no daba una explicación clara sobre lo que habían publicado los medios de comuniación sobre una hoja de ruta que pretendía destruir desde los cimientos el proyecto de UPyD para entregarlo a las manos de Rivera a cambio de algún sillón que otro.

Pero es tiempo de mirar hacia adelante. Está claro que los afiliados hemos decidido qué rumbo queremos que lleve este partido. Aquellos que consideren que sus opciones personales o políticas están en otros lugares seguro que poco a poco, más temprano que tarde, se marcharán como vinieron, ligeros de equipaje.

He leído las palabras de Óscar Sánchez Alonso y estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dice, pero en otras no. Es cierto que debemos unirnos para remar juntos y que muchos de los afiliados que apoyaron vuestro equipo son gente que sigue creyendo en el manifiesto fundacional. El problema es que en ese barco del que has formado parte, Óscar, había gente que luchó por destruir lo que representa ese manifiesto, que actuó violentando la opinión mayoritaria de seguir siendo una fuerza independiente usando métodos inaceptables. No oirás de mí palabras de insulto o desprecio sobre afiliados que han defendido cualquier otra opción en este congreso, pero sí manifiesto profundo desprecio por todos los que han actuado de forma mal intencionada para destruir este partido, los que han jugado a ganar el congreso para después negociar puestos de segunda en listas de C’s.

Yo no puedo respetar a aquellos que escribieron correos generando una estrategia de destrucción sin escrúpulos, algo que nadie ha desmentido y que se sigue comprobando cada vez que alguien sigue la hoja de ruta marcada en esos correos publicados por todos los medios. Desprecio a los que han insultado y faltado al respeto a Rosa Díez y su equipo, ese que ha llevado esta partido a ser un referente en coherencia y regeneración para miles de personas. Desprecio a los que han usado el recurso fácil de seguir la corriente de acoso y derribo sólo para distanciarse de aquellos a los que antes buscaban dando codazos por todas partes por hacerse una foto y publicarla en redes sociales.

Es evidente que la discrepancia enriquece pero la traición debilita. Traición es todo proceso que acabe demostrando que esa hoja de ruta se sigue cumpliendo. Traición es lo que ha hecho Toni Cantó abandonando a sus compañeros, esos que pasamos meses apoyando su candidatura, los que lo defendimos en redes cuando metía la pata. Los que aplaudíamos su coherencia en sus intervenciones públicas tanto en el congreso como en los medios de comunicación. Traición es actuar de forma consciente sabiendo el daño que sus declaraciones iban a producir justo unos días antes de las elecciones autonómicas y municipales. Pero también es traición la de quien denuncia un proceso democrático de elección de órganos del partido para luego no tener pudor en negociar puestos y acabar uniéndose a aquellos a los que antes despreciaba.

Yo no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que se han hecho en UPyD en estos últimos años, creo que se han cometido errores de comunicación y de estrategia. Pero el peor error que creo que hemos cometido es no ser lo suficientemente claros a la hora de apartarnos de aquellos que no buscaban el bien del proyecto sino su interés personal. Es ahora un buen momento de decantar todo esto: los que nos quedamos está claro que seguimos apostando por una idea imprescindible para hacer mejor nuestro país. Los que creemos imprescindible defender todo lo que llevamos defendiendo en estos últimos 7 años, agradeciendo el esfuerzo de aquellos que con su trabajo y dedicación nos han acompañado hasta aquí.

A los que se han ido ojalá lleven tanta paz donde van como la que dejan aquí.

Publicado en General, Ideario político, Política general, upyd | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

El cambio del recambio


Gracias a internet y las redes sociales ahora es mucho más fácil desmontar las mentiras de los demagogos. Hace unos días C’s defendía una nueva forma de hacer política en lucha contra la corrupción y los privilegios. La realidad es bien distinta y podemos comprobar que lo que hacen es apoyar al gobierno andaluz o al murciano sin temblarle el pulso entre tantas denuncias de corrupción.
Es difícil creer que aquellos que vienen a regenerar la democracia lo hagan apoyando a gobiernos que llevan décadas estableciendo sistemas clientelares que permiten extender la corrupción hasta las esferas más íntimas.
A pesar del evidente apoyo de los grandes medios de comunicación la mentira de Rivera y sus naranjitos tiene las patas cortas. En Murcia, Andalucía o Madrid se ha producido la gran estafa a los electores de ofrecer un cambio y acabar asentando un gobierno con más de lo mismo.
Es evidente que no podemos esperar grandes novedades en la acción política de un partido que ha nacido lastrado por las incorporaciones masivas de tránsfugas de todo tipo y de gente que lleva ya mucho tiempo en esto de la política. Si nos damos un “garbeo” por los cargos públicos de color naranja encontraremos ex de todos los colores y eso acabará pasando factura cuando a los grandes ya no les interese mantener un partido bisagra o comodín al que colocar como calzo de la pata que más cojea.
Atrás quedaron las grandes declaraciones de no apoyar pactos, de condicionar los apoyos a la salida de los imputados o aquello de no cambiar sillones por votos. La realidad es que para pactar les han sido suficientes un par de cabezas de turco aquí y allá mientras echan flores a un presidente de comunidad para Murcia que en estos momentos no es imputado por una simple cuestión de arquitectura judicial que se mantiene a duras penas y que sólo es cuestión de tiempo que cambie. O a una presidenta andaluza rodeada de imputaciones hasta en el baño. O a un presidenta de Madrid en las mismas condiciones. Andalucía, Madrid o Murcia son ejemplos de comercio de sillones a cambio de apoyos.
Pero de lo que no hemos oído hablar es de reducción de privilegios, de acabar con aforamientos, de denunciar la corrupción en los juzgados. Ya no exigen primarias al PP para condicionar su apoyo y los veremos en los palcos de los estadios o las plazas de toros codeándose con los de siempre.
La nueva casta es como la vieja aunque con un recorrido más corto porque para ese viaje no era necesario cambiar de alforjas.
Que se acuerden de cómo comenzó el cambio en Grecia con promesas que van a acabar destruyendo la recuperación del país y destrozando las ilusiones de los millones de personas que confiaron que el cambio era posible. Naranjitos, atentos: cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

La operación de desembarco de Rivera es demasiado evidente como para que nos sorprenda a aquellos que vemos venir los toros ya desde hace mucho tiempo

Publicado en Diario, General, Ideario político, Política general | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Carta a @Lozanoirene y @Tonicanto1


Como compañeros de partido y personas que se postulan a la dirección de UPyD reclamando el voto de los afiliados el próxima día 11 de julio me gustaría deciros algunas cosas. Ante todo dejar muy claro que estas reflexiones forman parte de la actividad política que a todos nos une, cada uno en su responsabilidad, y no tienen nada de personal.

Estoy muy sorprendido por el modo en que se han ido desarrollando los acontecimientos en nuestra formación en estos últimos meses, muy especialmente en todo lo que se refiere a vuestra forma de actuar . Quede claro que he admirado vuestra acción política en esta legislatura y que he trabajado, desde la responsabilidad que tenía, apoyando vuestras iniciativas.

A ambos he tenido oportunidad de conoceros personalmente de un modo más o menos circunstancial y siempre habéis sido un referente y un valor que yo he tenido muy en cuenta a lo largo de todos estos años que llevo en UPyD. Siempre he estado a vuestra disposición cuando lo habéis necesitado.

Por todo lo que he admirado de vuestro trabajo y por haber considerado que erais un valor para el partido es por lo que no puedo entender qué os ha pasado para llegar a esta divergencia tan intensa que en este momento siento sobre lo que proponéis como modelo de renovación del partido.

Aún recuerdo, Irene, tu carta a Sosa Wagner en la que dejabas muy claro qué pensabas sobre la actitud de traición que suponía el que nuestro eurodiputado hubiera puesto un palo en la rueda de nuestro carro. Fuiste muy dura y muy crítica con esa actitud (le llamaste mezquino) considerando que los partidos políticos deben establecer sus estrategias según los órganos democráticos por los que se rigen. Le decías a Paco que no entendías que no asumiera su parte de responsabilidad y le recordabas el trabajo de todos los afiliados para conseguir que nos representase a todos los españoles en el parlamento europeo, tanto de los nominales como tú como los anónimos como yo. En esa carta le reprochabas no haber usado los cauces del propio partido para defender su apuesta de fusión con ciudadanos y también el que usara como crítica el ataque personal que suponía hablar de sectarismo y autoritarismo por lo que representaba para desacreditar a UPyD.

Ahora leo con asombro lo publicado en El Mundo sobre tu supuesta traición a Rosa Díez y al partido y no me cuadra lo que escribías a Paco y lo que ahora se publica que has hecho. Según cuentan en la noticia has conspirado para que el partido se fusione con ciudadanos en contra de las decisiones de los órganos de dirección del partido (lo mismo que le censurabas a Paco) y has hablado de que el partido es sectario y autoritario y que hay que saltarse las decisiones de los afiliados. En esos correos se describe una situación de traición y de conspiración, junto a ex-compañeros como Ignacio Prendes, cuya finalidad era la de destruir las candidaturas de UPyD y ofrecer el partido a Albert Rivera a precio de saldo. A precio de saldo o al precio de un puesto en el futuro inmediato. ¿Es eso cierto?

Te he oído acusar al partido de espiar tus correos pero no has dicho nada de que fueran falsos, no has denunciado esa acción en los juzgados. La realidad es que esos correos no se han obtenido de tu cuenta de correo sino de una cuenta oficial del partido (según dice la propia información del periódico) y parece, cuanto menos, una torpeza que se use una cuenta de correo oficial de UPyD para cualquier tipo de comunicación privada. En cualquier caso si consideras que es una vulneración de tu intimidad deberían ser los jueces los que decidan. Pero, ¿es cierto lo que publica El Mundo?

Eso es lo que ahora me interesa independientemente del modo en que se han hecho las cosas. El fondo es muy preocupante porque representa una idea de romper con la independencia del partido con la que muchos afiliados no estamos de acuerdo y, además, vulnerando cualquier principio de respeto democrático a los propios órganos de decisión del partido con lo que eso supone de desprestigio a UPyD. Eso que tanto criticaste a Paco Sosa.

Toni: abandonaste el barco cuando más te necesitábamos y nadie te criticó por ello. Nos dejaste a la deriva cuando sabías que tu abandono suponía un duro golpe a nuestra maltrecha imagen y que eso representaba el dinamitar el trabajo de años de miles de afiliados. Tus críticas a Rosa Díez tras elecciones andaluzas eran una forma (“mezquina” , según el discurso de Irene en su carta a Paco) de atacar a todo el partido y de dinamitar las pocas posibilidades que teníamos de remontar ante los ataques de todos.

Ahora, ¿a qué vienes? Ya no te necesitamos porque no queremos mesías ni salvadores de última hora. Tu teatral aparición a última hora parece más un guión perfectamente medido que un acto de improvisado cargo de conciencia ante tu abandono de hace meses. Tu puesta en escena generando una expectación y un momento de clímax es más propia del teatro que de la actividad política en un partido serio como UPyD. ¿Sigues defendiendo lo mismo sobre ciudadanos que afirmabas hace unos meses en la SER? ¿Qué ha cambiado para que ahora defiendas lo que antes creías que era una aberración política? ¿Te ha convencido Irene, la que antes también estaba radicalmente en contra de esa fusión?

Os he dicho a ambos que esta carta no es un ataque personal sino una forma de manifestar mi discrepancia política ante vuestra propuesta de regenerar el partido. Por eso os pido que nos expliquéis a todos de una forma clara que esa “hoja de ruta” que se desprende de lo publicado por El Mundo no existe. Nos debéis una explicación de vuestro cambio de actitud cuando antes criticabais descarnadamente a algunos por hacer justo lo mismo que vosotros hacéis. ¿Qué ha cambiado para que apoyéis un pacto con Ciudadanos? ¿Qué acuerdos tenéis para defender esa postura siendo conscientes del daño que eso hace a UPyD en este momento?

Yo no os voy a apoyar el próximo día 11 de julio porque no estoy de acuerdo con lo que defendéis y lo que proponéis como futuro para mi partido, para UPyD. Esta divergencia no será personal mientras no os vea finalmente aparecer en una lista de Ciudadanos en las próximas elecciones generales una vez hayáis puesto el cierre a nuestro partido, si es que se cumple esa hoja de ruta que parece marcada. Desde mi humilde puesto de simple afiliado voy a luchar para que el partido siga siendo independiente y tengo claro que cuando quiera fusionarme con Ciudadanos lo que haré será darme de baja en UPyD y pedir el alta allí. Ahora, desde luego, no es lo que voy a hacer ni lo que voy a apoyar.

Estoy a disposición del partido, como he estado siempre desde que me afilié hace ya 7 años y pico, siempre que el partido siga defendiendo aquello en lo que creo y eso sólo pasa por un proyecto independiente y coherente. Vosotros proponéis una caza de brujas que supone un linchamiento a Rosa Díez inadmisible y que hace daño a ella, la primera, pero a todos los demás también. El ataque a ella es un ataque a todos y sólo beneficia a los que quieren que UPyD desaparezca diluido en el naranja fuerte del cambiar sillones por apoyos sin mirar el color y sin mirar la coherencia.

Hace algún tiempo le dije a una compañera de partido (que primero nos denunció y luego dejó de denunciarnos) que yo me sentía muy cómodo sentado junto a la gente con la que estaba y que me sentiría incómodo con los compañeros de viaje que ella llevaba. Hace tiempo que esos compañeros nos traicionaron a ella y a nosotros. Ahora os digo lo mismo: estoy muy cómodo sentado junto a gente como Gorka, Andrés, Maite, Julio, Rubén y todos los demás integrantes de la candidatura de @UnidosporUPyD pero estaría muy incómodo con los compañeros de viaje que lleváis en @RenovadoresUPyD por eso mi decisión es la que es.

Espero que esta sea sólo una discrepancia política pero también os digo que consideraría una traición personal ver una deriva vuestra que implicase la destrucción de nuestro partido como intercambio para un puesto en un sillón naranja dentro de unos meses.

Saludos

Publicado en Diario, General, Ideario político, Política general, upyd | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Ciudadanos cambia sillones rodeados de corrupción


Poco a poco se van cumpliendo todas las predicciones que fuimos haciendo algunos a lo largo de todos estos meses de campaña. Esa pretendida política de cambios que propugnaron Podemos y Ciudadanos ha acabado convertida en lo de siempre: el mercadeo de sillones. Ambos han entrado en esa dinámica si bien es cierto que lo de Ciudadanos está lindando con lo más rancio de la política vieja. Quizás sea porque Podemos sólo puede pactar en un bando de ancha mientras a Ciudadanos lo de comodín (más que bisagra) se lo ha aplicado con todas las consecuencias.

Es un insulto a los votantes lo hecho por Ciudadanos en Andalucía: llevan meses mareando la perdiz con el único objetivo de esconder sus verdaderas intenciones para que eso no les pasara factura en las municipales y muchos votantes del PP se mosquearan ante el evidente pacto con el PSOE andaluz. Estaba claro que Marín iba a apoyar a Susana Díaz porque ya había hecho algo parecido cuando estuvo en la corporación municipal de Sanlúcar.

Frente a las mentiras de Rivera de la realidad es otra diferente:

Dijo que no iba a pactar sillones:

economista

Pero:

mundo

mundo

Otra mentira:

pais

Pero:

heraldo

Es decir, justo lo contrario a lo que decían que iban a hacer: 

vanguardia

En unos sitios pacta con unos y en otros con los contrarios. Curioso que pacte con los partidos más corruptos en los lugares en los que mayor corrupción hay denunciada: Andalucía, Murcia, Madrid y parece que Valencia. Esa es la misma política que ya conocemos de hace mucho tiempo: la que practicaron los partidos nacionalistas, el PNV y Convergencia para conseguir defender sus intereses territoriales en contra de los intereses del estado.

Resulta indignante el modo en que Ciudadanos pretende vendernos el modo en que pacta con unos y otros. Se trata de obligar a PP y PSOE a poner sobre la mesa un par de cabezas cortadas a modo de trofeo. No importa mucho que esos trofeos sean sólo la punta de lanza que manifiesta un sistema corrupto al que ellos se incorporan como uno más. Nada de regeneración, nada de transparencia, nada de coherencia.

Ciudadanos cambia sillones sin preocuparle dónde ni cómo y así accede al poder con la complacencia de los grandes medios de comunicación. Realiza negociaciones opacas sin un mínimo de transparencia y no sabemos qué se pacta y en qué terminos. Nos ofrecen un simple manifiesto de buenas intenciones que olvidarán al día siguiente de la investidura del cargo de turno.

Algunos vamos a seguir muy pendientes de toda esta degeneración de la política denunciando los actos tanto de los partidos que practican la corrupción como de los que la apoyan para beneficiarse. Los nuevos han llegado a la política para apuntalas el poder de los viejos a cambio de un par de sillones y mucha pasta.

Imprimir

Publicado en Diario, General, Ideario político, Política general | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Sobre cambios y recambios


Si alguna palabra puede definir lo que está ocurriendo en la vida política después de las pasadas elecciones del 24 de mayo son “cambio” y “pactos”. Los viejos partidos se afanan en ponerse las mejores galas para conquistar a los nuevos protagonistas mientras que los recién llegados se hacen de rogar, se dejan querer mientras se pavonean de todo lo que ha cambiado sólo en unos días en los que ellos están en este mundillo.

Sí, es cierto que algunas cosas están cambiando pero algunos votantes empiezan a darse cuenta de que el panorama al que nos enfrentamos no se parece demasiado a ese mundo idílico que pensaban, puesto que esta negociación más bien parece un mercadeo de puestos.

Es verdad que se producen dimisiones de imputados que facilitan los pactos pero lo que no se dice es que con esas dimisiones no se garantiza un cambio de política y los que apoyen al PP en la comunidad de Madrid o Murcia siguen manteniendo a aquellos que han generado un sistema corrupto que no ha cambiado ya que los actores son los mismos. A ver, que yo lo entienda, Sr. Rivera: se trata de decir claro si está o no en la línea de apoyar a Cifuentes. Queremos saber qué políticas está pactando para los madrileños, qué compromisos está estableciendo con los gobernantes del PP madrileño para evitar el sistema corrupto que ha llevado a esa comunidad al despilfarro y la corrupción. De eso no habla nadie.

En el otro lado no van mejor las cosas: Iglesias dice que Sánchez (el PSOE) ha cambiado. Pero no nos dice en qué, no nos dice para qué, no nos dice en qué va a consistir el conjunto de pactos sobre la vida de los ciudadanos. Nos cuenta que ha comido tortilla pero no nos dice qué han decidido sobre las ayudas a las familias más necesitadas.

Quizás lo más llamativo sea la definición que la aspirante valenciana Mónica Oltra ofrece sobre lo que para ella representan estas negociaciones: Un intercambio de cromos, es decir, te cambio la presidencia de la comunidad (cromo Messi) por el cromo ayuntamiento (cromo Coyote de peor intercambio). Huele a vieja política y un poco a podredumbre.

Si algo se pone en evidencia en todo este baile de negociaciones es la auténtica falta de transparencia a la hora de saber qué se está negociando sobre el futuro y la mejor vida de los ciudadanos y cómo se anteponen los cromos de un lugar por los de otro sin importar pueblo, ciudad o comunidad autónoma. En Andalucía se juega a mantener un sistema que ha generado una corrupción institucionalizada en casos como Mercasevilla o los ERE. En Murcia se olvidan de aeropuertos y demás despilfarros así como corrupciones de todo tipo. Una muestra más de ese intercambio es que Ciudadanos gobierna directamente en Murcia sin contar ni con los diputados elegidos hace unos días (yo que los conozco he de reconocer que a mí también me daría miedo dejar en sus manos estas decisiones). ¿Intercambio de cromos entre Madrid y Murcia pactado ayer en Moncloa? Una vez más se anteponen los intereses de los partidos a los de los ciudadanos y ahora hay 4 para comer de la tarta.

El resultado de este desquiciado y aberrante sistema de intercambios de intereses partidistas será que Bildu gobernará Pamplona con el apoyo de Podemos y demás. Iglesias intenta venderlo de la forma más infame: apoyar a asesinos con la simple muletilla de luchar contra la corrupción navarra: ¿qué corrupción Sr. Iglesias?

Mientras intercambian alcaldía de Madrid, de Valencia, Sevilla y demás ciudadades por toda la geografía nacional entre partidos y negocian gobiernos de comunidades o sillas en las mesas de los parlamentos, los ciudadanos no sabemos nada sobre qué se negocia y a qué precio. Tendremos que seguir esperando otros cuatro años hasta que comiencen a aparecer en los medios de comunicación los nuevos casos de corrupción ahora con más variedad de colores.

Una democracia moderna y madura debería comenzar por establecer un sistema de pactos transparente en el que se publiquen los acuerdos y en el que se haga un seguimiento temporal de su cumplimiento. Lo que estamos viendo es un giro de 360º, es decir, cambiarlo todo para que nada cambie.

Algunos empezarán a pensar que para este cambio igual estábamos mejor antes: ¿no será eso lo que buscaban los que ensalzaron a Podemos y a Ciudadanos para acabar con IU y con UPyD?

Publicado en Elecciones municipales, General, Ideario político, Política general, upyd | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario